lunes, 21 de abril de 2014

Book Tag: Los siete enanitos

Esta es una de las entradas que tenía pendientes para principios de mes, pero la flojera había podido más conmigo. En este caso fui taggeada por Esther, agradezco que lo haya hecho porque comienzo a encariñarme con los Book Tags. De alguna forma, siento que con ellos exploro una parte de mí de la que no tenía idea.

Sin más, comienzo con mis enanos; entre ellos se encuentran algunos de mis libros amados y odiados. Espero que disfruten.

[Esta vez no taggeo a nadie]



Sabio: ¿Cuál es el libro con el que más has aprendido?

La princesa que creía en los cuentos de hadas
Además de tener un trasfondo filosófico (que seguramente no entendí muy bien porque lo leí cuando tenía ocho años), tiene enseñanzas sobre la vida y la felicidad que me parecen importantes. Siempre digo que los libros reflejan la realidad, pero suelen distorsionarla de tal manera que no la reconocemos; con Victoria no sucede esto porque cualquier niña soñadora puede identificarse fácilmente: Todas queremos un príncipe que nos convierta en reinas y nos cuesta entender que las cosas que deseamos y anhelamos con el corazón están al alcance de nuestras manos.

Tímido: ¿Cuál es el libro que más vergüenza te ha causado leer?

50 sombras de Grey
Tengo que copiarme de Esther en este punto. Tampoco lo he terminado, pero en lo que llevo estoy por tirar mi Tablet por la ventana. En la vida habían leído mis ojos una historia tan mal elaborada y proyectada; peca más por su carencia de calidad que por sus excesos eróticos; son terribles y da vergüenza afirmar que has gastado tu tiempo en ellos cuando hay infinidad de obras maravillosas por leer.

Gruñón: ¿Cuál es el libro con el que más te has enojado?

Cumbres Borrascosas
Es la mejor novela que he leído en mis dieciocho años de vida, Emily es mi escritora favorita. Sin embargo, nunca tuve en mis manos un libro con personajes tan odiosos e insoportables; no hay ni un solo personaje que logre ganarse mi afecto. Pasé más de la mitad enojada aunque la víctima de mi enojo variaba. Y por raro que parezca, el encanto de Cumbres Borrascosas está precisamente en la facilidad que tiene para hacerte explotar emocionalmente.

Mocoso: ¿Qué libro te ha parecido más asqueroso?

Hambre - Frankenstein
No solo se trata de protagonistas repugnantes en aspecto sino también en personalidad: dos seres transformados en monstruos por las circunstancias. Las situaciones en las que se encuentran, lo que deben hacer para sobrevivir y perdurar… leer estos libros fue como ir en un barco a la deriva, hizo que la bilis me llegara a la garganta. Eso no evita que los recomiende; son increíbles.

Mudito: ¿Qué libro te ha dejado sin habla?

La ladrona de libros
Oficialmente no lo he terminado, me faltan una buena cantidad de páginas, pero no hay libro que más me haya impactado que ese. Está escrito con una sencillez maravillosa sin abandonar la calidad del lenguaje poético. Me conmueve, me agita, me pone nerviosa. Es un libro que te permite olvidarte del mundo para, verdaderamente, adentrarte en otro.

Dormilón: ¿Qué libro te ha causado más pereza leer?

María Geórgicas
Estoy entre estos dos. María es la única novela que no he podido leer completa, no hay forma de que me guste (sin ánimos de criticarla, no me atrevería); más que ser aburrida creo que es infinitamente cursi y aunque soy amante del romance no encuentro forma de enamorarme de los protagonistas. En el caso de Geórgicas, me cuesta un poco leer sobre leyes de cultivo y cría de animales cuando me encuentro a kilómetros abismales del campo; Virgilio es tan perfeccionista en su técnica, adorna tanto sus historias que en ocasiones tiende a ser tedioso.

Feliz: ¿Cuál es el libro que te ha puesto más feliz?

Fairy Oak (Trilogía)
Un mundo donde la magia y lo ordinario conviven. Basta decir esto para saber que es una trilogía infantil que vale la pena leer. De todas las sagas juveniles que he leído (que son pocas, en realidad) esta es la que más me gusta, le tengo un cariño muy especial.  Es del mismo estilo que Harry Potter, en realidad. Puedo releerla mil veces sin cansarme y siempre terminaré con una sonrisa pintada en los labios.