domingo, 30 de julio de 2017

Hoy prendí una vela



Hoy prendí una vela

a los muertos, nombres escondidos tras las cifras extraoficiales

al Estado aniquilado, borde donde escurre sangre inocente

a mis trémulos miembros, carne incapaz de salvar al hambriento y al doliente

a mi espíritu, semilla de adioses y desesperanzas.

Hoy no siento el país, padezco la grieta.

Los días pasan, las horas se extienden…

Hoy prendí una vela,

se aproxima la muerte de un inocente

y mi carne y mi semilla nada pueden


excepto rendirle tributo.